Skip navigation

Durante toda la breve existencia de este blog hemos “viajado” a partes del mundo salvajes y en muchas ocasiones, poco exploradas por el Hombre (la Amazonia, las Selvas del África Central, los desiertos de Australia…). Y sin embargo,  no debemos de irnos muy lejos para encontrarnos cara a cara con el misterio. Curiosamente, este críptido ha permanecido oculto en las nieblas de la Criptozoología hasta que el programa Cuarto Milenio del siempre genial Iker Jímenez lo puso de relieve hace ya un tiempo (el programa se emitió el siete de octubre de 2007) 

En Sierra Morena, en el Sur de España, le gente del campo habla de una criatura llamada  Saetón. El Saetón es descrito por todos los testigos como una serpiente de más de dos metros de largo, de un color que oscila entre el verde y el negro, con pequeños apéndices en los extremos de su cuerpo, la capacidad de volar y muy, muy venenosa y agresiva. Su descripción no encaja con la de cualquier ofídeo que habita en Sierra Morena.  Muchos testigos atribuyen al Saetón la capacidad para hipnotizar a sus desdichadas víctimas. Habita en zonas húmedas.

¿Qué es el Saetón?  Muchos investigadores tienden a pensar que el Saetón es un animal real y le dan un origen cuanto menos, exótico. El Saetón sería en realidad una suerte de Cobra traída por los musulmanes para guardar Sierra Morena del avance de los Cristianos, sería así un arma biológica de la cual los andalusíes se protegerían  introduciento animales como el Meloncillo, una especie de mangosta que fue introducida en España durante la dominación mahometana.  El punto flaco de esta teoría es que no se conocen en la epóca técnicas de cautividad y manutención lo suficientemente avanzadas para permitir la cría de un número lo suficientemente alto de cobras como para que sobrevivan hasta nuestros días.

Los biólogos creen que el Saetón es una criatura creada por la colectividad a partir de testimonios de avistamientos de animales perfectamente documentados por la ciencia.  Básicamente el Saetón sería la mezcla de tres especies de reptiles documentadas en Sierra Morena.

La primera de estas especies sería el Eslizón. El Eslizón, pese a que su aspecto puede recordarnos al de una serpiente, es en verdad un largato cuyas patitas está atrofiadas y aparecen como apéndices en los extremos de su alargado cuerpo. Sería el Eslizón el que aportaría el aspecto del Saetón: brillante y con unos apéndices a los extremos.  No es venenoso.

A la Culebra Bastarda debería la pigmentación (durante su juventud presenta una tonalidad verde para tornarse oscura, casi negra, según va envejeciendo) y el tamaño y grosor (son animales que pueden alcanzar fácilmente los dos metros de largo). Posee veneno, pero no el suficiente para matar a animales de gran tamaño tal y como afirman los testimonios.

Y para finalizar, su ponzoña la recibiría de la Víbora Cornuda. Se han documentado que las Víboras Cornudas cuando el calor aprieta en verano (fenómeno muy frecuente en Sierra Morena) se cuelgan en los árboles para estar más frescas y en este período (que recibe el nombre de “cuelgue”) se producen ataques a caballerías y jinetes. Cabe decir que una mordedura de víbora en un lugar determinado puede llegar a matar a un hombre o un caballo.

Pese a que los datos más conservadores arrojan la cifra de ocho millones las especies que pueblan la Tierra (de las cuales se han documentado un millón) todo parece indicar a que el Saetón es un animal creado por la colectividad a partir de avistamientos de distintos animales. La capacidad de hipnotizar y de volar han sido atribuciones que la colectividad ha atribuido siempre a los ofídeos y todo parece indicar que ninguna serpiente misteriosa se oculta en Sierra Morena. Feliz Navidad.

Anuncios

6 Comments

  1. El saetón existe, es real y no puedo creer que la gente piense que es mentira. Mi abuelo los ha visto muchas veces en el campo, e incluso mi padre. Para mí oir hablar de un saetón es algo normal, pero hoy al encontrarme en algunas páginas, al saetón como un ser imaginario o como una leyenda me he sentido indignado.

    • Mi intención al escribir este artículo no fue provocar tu indignación, solamente divulgar qué es el Saetón, las teorías que lo explican y por último me “mojo” inclinándome por una u otra teoría para generar el debate, pero es solo mi opinión personal que es tan respetable como la de cualquiera de mis lectores. Pero ojo, en Ciencia nunca se puede decir la última palabra y lo que hoy se tiene por veraz mañana puede ser una falacia. Puede que un día me tenga que retractar en este en este mismo post y en este mismo blog y estaría encantando pues nuestra Biodiversidad sería aún mayor.

  2. hace dos años pille con el coche un saeton en la carretera que sale de despeñaperros hacia Aldeaquemada,

    • Julián, me dirijo a usted en calidad de amante de la naturaleza y en concreto de las serpientes.
      ¿Que fue exactamente lo que usted atropello? ¿me lo podria describir?

  3. Hay muchas especies que no han sido documentadas y muchas pueden incluso haberse extinto antes de haberlas podido documentar. Es posible que el Saetón sea simplemente difícil de observar estos días debido a una disminución de la población causada por la destrucción del hábitat y que, simplemente, no fue adecuadamente estudiado y documentado en la época en que era frecuente observarlo y que, de ahí provenga la opinión, por parte de quienes no lo han visto, de que se trata solo de una leyenda. Esperemos que no se extinga antes de poder estudiarlo. Ya hay demasiadas especies que se han ido para siempre.

  4. En la Sierra Norte de Sevilla se habla de saetón, es más yo lo he visto, los hombres que allí estaban aseguraban que eso era un saetón (que fuera cierto o no, eso no lo sabré nunca, pues el conocimiento popular que no está descrito ni documentado, difícilmente se puede constractar).
    No era más que una serpiente con pinta de serpiente, nada de más de 2 metros de largo, ni nada de volar, pues reptaba al igual que sus semejantes.
    Por esta zona se dice que este animal tiene la capacidad de hincar sus colmillos en la tierra y mover su cuerpo dando latigazos para defenderse y/o atacar, eso ya no lo he podido comprobar, lo cierto es que hay quien lo asegura y tiene algún conocido que dice haber sufrido dichos ataques…
    Las leyendas populares, urbanas,etc. suelen sobrevivir durante mucho tiempo y no me extraña nada que el saetón sea parte de ellas y que debido al distorsionamiento del boca a boca haya adquirido un papel legendario, difícilmente creible para aquellos que basan sus conocimientos en el estudio científico.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: