Skip navigation

Monthly Archives: abril 2008

Ya escribí con anterioridad que, tras la serie de artículos referentes a la existencia de Dinosaurios en África que no sería la primera ni la última vez que escribiríamos acerca de la existencia de animales desconocidos en África. Y creo que tras explorar las áridas llanuras australianas o los misteriosos bosques de la Francia del S.XVIII debemos de retornar a África esta vez en búsqueda del Gambo un Leviathán, oculto en las aguas del Continente Negro.

El misterio del Gambo nace el 12 de Junio de 1988, cuando un joven turista llamado Owen Burham halló un misterioso cadáver de un gran animal marino en un complejo turístico en Gambia. Owen, entusiasta amante de la Naturaleza, comenzó a tomar fotografías del cuerpo mientras los lugareños calificaron el esqueleto como el de un “delfín”. Los lugareños decapitarían luego el esqueleto, vendiendo a un turista la caravela y enterrando el resto.

De acuerdo con las afirmaciones de Owen, el animal mediría unos 4,5 metros de longitud y tendría una coloración de gris en la parte superior y blanca en la inferior. Unas mediciones más precisas arrojarían que la testa del Gambo mediría 1,3 metros. Las fosas nasales estarían ubicadas en la punta del pico y contaba con cuatro pares de aletas, siento las superiores más grandes que las inferiores.

Surgió entonces una polémica acerca de si el cadáver era real o era una broma. Para el Paleontólogo estadounidense Darren Naish el Gambo no es sino un fraude, pero para otros es un animal real.  Para el Criptozoológo Chris Orrick se trataría del cadáver en descomposición de una Ballena Picuda de Sheperd, pero esto entraría frontalmente en conflicto con las afirmaciones de Owen, que afrima que el cadáver no mostraba mucho grado de putrefacción, mientras que los Criptozoólogos Loren Coleman y Patrick Huyghe afirman que podría ser una especia desconocida de Ballena Picuda de Sheperd.

Para otros podría ser una especie de reptil marino como el Plesiosaurio o el Mosasaurio o tal vez una nueva especie de Cocodrilo. También se ha apostillado con la posibilidad de que sea Askeptosaurus o un Cymbospondylus.

Creo que la opción más factible es que sea un cetáceo primitivo como el Basilosaurio o el candidato más firme al concordar con la descripción del Gambo, el Kutchicetus, que habría sobrevivido como recuerdo de la Evolución de los Cetáceos en las misteriosas aguas de África, dando esquinazo así a sus descendientes mucho más modernos y a la Extinción. ¿Siguen vivos hoy día? Quien sabe, de momento las expediciones enviadas para rescatar el cadáver enterrado por los nativos han vuelto con las manos vacías, dejando el enigma sobre la mesa…

 

 

 

Anuncios