Skip navigation

Siempre por estas fechas suelen aparecer en los medios de comunicación noticias sorprendentes, muchas de ellas relacionadas con el mundo del misterio: el avistamiento de una pantera negra en Mijas es uno de ellos.

En efecto, un ciudadano extranjero ha denunciado haber avistado un enorme felino de color negro en las inmediaciones de Mijas y además lo sostiene con pruebas: un par de fotos tomadas por su telefóno móvil. Referente a la fotografía podemos decir que es la típica prueba de existencia de un críptido: mal enfocada y de una baja calidad. A pesar de todo, la “alarma” ha cundido y la Guardia Civil se ha lanzado a la caza y captura del felino, pero no han encontrado nada.

 ¿Qué es lo que captó aquel guiri? Está claro que nos encontramos ante un felino, pues varios testigos lo han visto trepar a árboles. El color de la piel nos indicaría que nos encontramos ante una forma melánica, es decir un ejemplar que sufre un exceso de melanina (la sustancia que da el color negro a la piel o el pelaje). Actualmente hay dos especies felinas en las que se han documentado formas melánicas: el leopardo y el jaguar.

¿Cómo llega un leopardo o un jaguar negro a la Costa del Sol? Solo hay una: alguien lo tenía como mascota y bien por abandono, bien por que el animal haya escapado. Nos encontraríamos ante un animal cuyo origen no puede ser muy claro, en lo que a temas de legislación se refiere (la legislación española es muy clara en temas referentes a la tenencia de animales de esta carácteristica).  No sería el primer felino que anda por donde no debe, de hecho el año pasado se buscaba a una leona por el norte del país.

Quien esto escribe tiene otra teoría y es que la Bestia de Exmoor ha llegado a España. En efecto, cada vez son más los británicos que viven en España y nos encontramos ante el trasplante de este críptido de la campiña inglesa a la Costa del Sol. Desde el pasado siglo se ha especulado mucho con la existencia de panteras negras en el Reino Unido, estos animales llegarían a la campiña tras escapar de circos, zoológicos o casas de particulares que los tenían como mascotas. A estos grandes felinos negros (de los cuales se han documentado ataques)  se les ha llamado la Bestia de Exmoor.

Con esto no queremos decir que haya un grupo de panteras negras pululando por la Costa del Sol, sin duda, el turista captó algo, pero con la mala calidad de la foto sin duda el turista pudo captar por ejemplo, un gato negro de gran tamaño a una gran distancia y identificarlo con la Bestia de Exmoor. Aunque tampoco podemos descartar el hecho de que sea una pantera.

La Guardia Civil no la ha capturado todavía al felino, como tampoco capturaron a la leona del año pasado.  Este misterio tiene visos de acabar igual: un par de apariciones, una foto desenfocada como única prueba y luego, el felino desaparece y se archiva el caso. Desde esta bítacora no debemos de reclamar un mayor control acerca del número de felinos u otros animales que estén en manos privadas, pues muchas veces las instalaciones que los contienen no son las adecuadas y puede desenvocar en que tengamos a un peligroso depradador rondando por nuestros montes.

Anuncios

One Comment

  1. es impresionante casi tan impresionante como la bestia de gevaudan o la bestia de exmoor


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: